FIMOSIS en adultos diabéticos

Fimosis y Diabetes

La fimosis es una anomalía que deteriora considerablemente la vida de muchos hombres, como tienen graves dificultades para retraer el prepucio y dejar el glande al descubierto, esto es genera inconvenientes desde problemas para la higiene, hasta complicaciones de salud.

De hecho, esta es una de las razones que lleva a muchos hombres apostar por la circuncisión e incluso por ello muchos padres deciden practicarla a sus hijos en una edad temprana para evitarles problemas en el futuro y el deterioro de su calidad de vida, pues debido a que esta piel es realmente delgada y no tiene grasa, si se ve afectada pueden desarrollarse infecciones, además de que la fimosis en si resulta dolorosa.

La fimosis y la diabetes

Por otro lado, muchos hombres quienes en su juventud no tuvieron fimosis, pueden comenzar a sufrir esta anomalía a partir de los 50 o 60 años y allí es cuando muchos tienen múltiples dudas. Al respecto, en la mayoría de los casos estos pacientes sufren de diabetes y esta enfermedad actúa como detonante de la fimosis. 

Esto se debe a que la diabetes tiene una importante influencia en la piel, esta suele generar resequedad y por lo tanto se forma un anillo en el prepucio que no se puede retraer, formando así la fimosis. 

Cabe destacar, como una forma de explicar la fimosis, los especialistas la comparan con una liga que se pone en el dedo, la cual lo oprime a tal nivel que impide se cumpla una correcta circulación sanguínea. 

¿Cómo curar la fimosis en adultos diabéticos?

La cura para la fimosis en este caso, es igual que en hombres jóvenes que sufren de fimosis sin ser pacientes diabéticos, así que la intervención quirúrgica representa la solución efectiva, específicamente es la circuncisión o postectomía.

Este procedimiento se lleva a cabo de manera ambulatoria y suele tomar entre 30 y 40 minutos, con la aplicación de anestesia que puede ser general o local, dependiendo de las características del paciente y la sutura se suele hacer con puntos reabsorbibles, además el paciente sale de la intervención con una cobertura de gasa, la cual se debe retirar 24 horas después.

Posteriormente, el paciente debe seguir un conjunto de cuidados, como la limpieza de la herida con agua tibia y jabón para evitar infecciones, también debe aplicar antisépticos, por ejemplo betadine y utilizar ropa interior que ofrezca total sujeción para evitar roces e incomodidades.

Otros de los cuidados implica mantener reposo, el paciente no debe hacer actividades que exijan hacer fuerza, es por esto que no debe asistir al trabajo durante las dos primeras semanas. También debe detener su vida sexual durante las siguientes 3 o 4 semanas después de la circuncisión y evitar las erecciones, las cuales resultan dolorosas debido a la sensación de tirantez, por esto conviene poner hielo debajo del pene.

En síntesis, los adultos que sufran de diabetes deben tener especial cuidado para evitar sufrir fimosis, no importa que el paciente tenga una edad avanzada, no está exento de padecer esta anomalía y es la circuncisión la cura efectiva. Además, esta le impide sufrir infecciones y otras complicaciones relacionadas mejorando su calidad de vida.

Ir arriba