Causas fimosis en adultos

Fimosis Adultos

Hombres de todas las edades pueden verse afectados por la fimosis, tanto adultos jóvenes como caballeros de avanzada edad, los problemas para retraer la piel que protege el pene, es decir, el prepucio, pueden presentarse en cualquier momento, haciendo que sea casi imposible dejar el glande al descubierto.

Ahora bien, muchos hombres se preguntan cómo es posible que puedan sufrir este problema en su adultez, cuando durante su infancia no presentaron ningún tipo de síntoma al respecto. En este sentido, es importante conocer cuáles son las causas fimosis en adultos específicas.

Diabetes como detonante

La diabetes es una de las razones más comunes responsables del desarrollo de fimosis en los adultos, ya que esta afecta de manera importante la piel de quienes la sufren generando resequedad, así que altera el tejido prepucial dando lugar a la fimosis, pues se forma un anillo en el prepucio el cual no se puede retraer. 

Infecciones en la piel del prepucio

Las infecciones por hongos o bacterias, producidas por falta de higiene por ejemplo, hacen que el tejido del prepucio se inflame, esto se denomina balanitis y como resultado originan la fimosis. En suma, las infecciones como el herpes genital y el virus del papiloma humano también son causas de la fimosis. 

El liquen escleroso

El liquen escleroso representa una enfermedad autoinmune la cual altera la mucosa tanto del prepucio como del glande y esto se presente por infecciones pequeñas en el pene y por micro traumatismos. Esto se manifiesta en forma de una despigmentación blanquecina y la pérdida de elasticidad en la piel del pene, así que el anillo prepucial y el frenillo se ven directamente afectados por su retracción y endurecimiento. 

Desgarros o heridas con un proceso de cicatrización incorrecto

Cuando el pene sufre alguna herida o desgarro, seguidamente viene un proceso de cicatrización, pero en ocasiones este no se lleva a cabo de manera correcta, como resultado, se produce el endurecimiento del prepucio y con ello la retracción de la piel se torna realmente dificultosa dando lugar a la fimosis.

Estas son las causas que generan la fimosis en adultos, pero todas pueden ser tratadas, por esto es sumamente importante acudir a un especialista en urología de inmediato se sospeche del más mínimo síntoma, para que pueda determinar cuál es la causa específica en cada caso y a partir de allí recomiende la mejor solución.

Cabe destacar, el tratamiento efectivo para la fimosis es la intervención quirúrgica, es decir, la circuncisión, siendo este el procedimiento que consiste en la eliminación total del prepucio para así poder dejar el glande al descubierto.

Se trata de un procedimiento ambulatorio simple que toma no más de 40 minutos y el proceso de recuperación es sencillo, aunque es imprescindible el paciente cumpla con ciertos cuidados durante las 3 o 4 semanas siguientes a la intervención quirúrgica, tiempo necesario para que la curación se realice de manera completa. 

De cualquier forma, sin importar cuál sea la causa que haya desencadenado la fimosis en adultos, es preciso tratarla de inmediato para evitar posibles complicaciones que deterioran la calidad de vida del paciente.

Ir arriba