Síntomas de FIMOSIS en adultos

Fimosis

La fimosis es un problema médico que afecta la salud de los hombres, no se trata realmente de una enfermedad, es una anomalía que se caracteriza por las dificultades para retirar o apartar el prepucio y así permitir que el glande quede al descubierto.

Asimismo, suele ser una situación común durante la infancia, pero cuando persiste luego de los 10 o 13 años y se presenta aun en la adultez, si constituye un problema. Ahora bien, la fimosis en adultos implica ciertos síntomas y aunque al principio no son notorios, es preciso conocerlos para identificar los casos en los que se padece esta dificultad, estos son:

  • Retracción del prepucio con inconvenientes: el paciente no es capaz de apartar el prepucio hasta debajo de manera simple, ya sea durante la limpieza, masturbación o el acto sexual, incluso siente dolor cuando lo intenta.
  • Heridas en la piel del pene: es común que se forman grietas las cuales suelen ser muy dolorosas, también desgarros y úlceras.
  • Desarrollo de infecciones: el prepucio y el glande se pueden infectar, ya que debido a que esta piel no se puede retraer, la limpieza resulta como una acción deficiente.
  • Impresión de tensión durante la erección: esto se debe la imposibilidad de retracción del prepucio, también puede sumarse al frenillo, así que el paciente sienta que le aprieta el área del glande, también puede generarse una sensación de desgarro. 
  • Inflamación del prepucio durante la micción: los hombres con fimosis suelen sentir inflamación y picor en el prepucio cuando orinan y esto por supuesto es una gran incomodidad. Además, se les dificulta dirigir el chorro urinario, este sale con problemas, ya sea desviado o muy fino por causa de la presión que el prepucio ejerce en el glande, la salida de la uretra se bloquea.
  • Disfunción eréctil: no es un síntoma común pero algunos hombres lo experimentan, las erecciones resultan realmente dolorosas, ya que el glande no puede pasar el anillo del prepucio, así que la penetración se hace imposible. 
Fimosis y circuncisión

En resumen, la fimosis genera un conjunto de síntomas realmente diversos los cuales afectan diversos aspectos, por ejemplo consecuencias en cuanto a la higiene por la imposibilidad de llegar al glande y secuelas sanitarias por el riesgo de sufrir infecciones en ocasiones repetidas y el desarrollo progresivo del problema en sí.

Estos síntomas también implican efectos negativos a nivel funcional, pues la micción resulta dolorosa, al igual que la actividad sexual y por último, las consecuencias en cuanto al aspecto psicológico, ya que al altera la vida sexual.

La fimosis es un problema sin duda alguna afecta de manera considerable la calidad de vida, de hecho es progresiva, así que aunque de forma lenta avanza y sus síntomas pueden llegar a transformarse en muy serias complicaciones posteriormente. Ante tal situación, cualquier hombre que sospeche padece de fimosis, de inmediato debe consultar con un especialista para que determine el grado y así recomiende el tratamiento más conveniente, el cual suele ser la intervención quirúrgica para retirar el prepucio y así eliminar por completo el problema. 

Ir arriba